Visitillas :D

miércoles, 26 de octubre de 2011

Otra historia de tantas imposibles...

Un amigo siempre me dice, que cómo es que soy capaz de recordar todas y cada una de las fechas en las que conozco a las personas que quiero, o las fechas de algún día en concreto... A ciencia cierta no lo sé, es como si mi cabeza no quisiera olvidar el momento en el que ciertas personas marcaron mi vida desde que las conocí...
En mi vida hay varios ejemplos de esos, pero no voy a hablar de todos, hoy sólo de uno concreto... Un 13 de febrero de 2010. Me resulta hasta inusual, ya que era la segunda vez en mi vida que veía algo así: un musical. Sí, fue un musical que se interpretaba en un colegio de mi ciudad, por alumnos de ese colegio que de pequeños ya lo hicieron, y yo conocía a varios. El caso es, que estando sentada con mis amigas en las butacas, vimos pasar a un chaval corriendo, la verdad es que no sabíamos a dónde iba. Una de mis amigas pensó lo mismo que yo, pero ella fue quien lo dijo en voz alta: "¿Has visto qué guapo?" Mi amiga y yo echamos a reír porque inmediatamente supimos que habíamos pensado lo mismo. Después lo seguimos viendo toda la sesión, incluso después. Días más tarde y creo que sin quererlo, supe su nombre y supe también que era amigo de mis dos mejores amigos. Ahí quedó la cosa... 
Pasó el tiempo, coincidimos en alguna que otra fiesta y noche de salida, pero nada más allá, sin siquiera saludarnos... Fue en una fiesta de ese amigo que me dice lo de las fechas, cuando vi que estaba allí, que era simpático, que me hartaba de reír con él, ahí lo agregué a Tuenti, lo cual actualmente significa que ya nos saludaríamos al vernos. Y así era, pocas veces lo veía pero lo saludaba como a todos mis amigos. Llegó 2011, y fue el 3 de junio, en las becas de dos de mis dos mejores amigas, cuando lo volví a ver, pero esta vez fue diferente, aquel día cambió mi forma de pensar sobre él... Descubrí que era un fiestero, y muy amable además al colarme a mí en el palco de la discoteca para después poder colar yo a mi otra mejor amiga también. Allí en el palco, los cuatro: mi mejor amiga, mi mejor amigo, él y yo, bailábamos, cantábamos y saltábamos con 2 o 3 copas más de la cuenta. 
Entonces ocurrió: una canción que señala un momento concreto, que marca esa fecha... "Give me everything" de Pitbull, Ne-yo y Nayer, podría haber sido otra cualquiera, pero no...ésa. Empezó a sonar, mi amiga y yo gritando, y él que de pronto se acerca y empieza a hacer un play-back de la canción, y a bailar como a nadie había visto nunca... Me encanta la forma en la que se mueve, baila de maravilla, y aunque fuera play-back, también lo hacía bien... 
Algo dentro de mí cambió, el tren se cambió de vía, saltó una chispa... puedo hacer más analogías, pero queda ya claro: empecé a sentir algo por él. Casi como un chasquido, plaf. A partir de aquel día, miraba su perfil, sus fotos, le hablaba cada vez que se conectaba, y aunque no habláramos demasiado, para mí eso bastaba. Mierda. Peligro... En verano lo veía poco, pero cada vez que sabía que iba a verle me temblaba todo el cuerpo, cuando le veía sonreía sin más, si estaba cerca reía como una idiota... Comenzaba poco a poco mi tortura...
Pasaron los meses, así llevo casi 5 meses desde aquel 3 de junio, queriéndole... Él se fue hace un mes a estudiar fuera. Hace un mes que no le veo, y cada día que pasa tengo más ganas de verle. No hay día que no le recuerde, por h o por b siempre está en mis pensamientos. Hoy he leído que para sanar una herida hace falta no hurgar en ella... pero esta herida va a tardar en sanarse porque todo el universo y sus elementos se ponen contra mí para hacer que le recuerde, y en consecuencia, seguir queriéndole a cada momento...

No sé realmente si sanará algún día, lo que tardará... no me importa. Lo único que sé, es que le quiero, que me encantaría que fuese él el único en mi vida, que hiciéramos cosas juntos, que nos quisiéramos en la distancia, que me llevara a casa de vuelta por las noches, que me bese en la nariz, que me consienta, que me acaricie... Lo que sé a ciencia cierta es que lo que siento por él es sincero, que lo quiero muchísimo, y que aunque parezca idiota seguiré esperándole por si un día cambia de opinión...
Maca! 

Álvaro Trujillo Sánchez (L)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.