Visitillas :D

jueves, 27 de diciembre de 2012

Apareciste tú.


Esto es auténtico, aquí no hay manipulación, ni trampa, ni cartón, sólo tú y yo. Sin querer y sin saberlo me has enseñado a encontrarme por dentro, a saber lo que quiero.
Una nota musical que salga de tu boca, una caricia sincera de tu mano, princesa, tus ojos, tus labios, mi inspiración y mi fuerza me lo das tú, ¿no te has dado cuenta?


martes, 18 de diciembre de 2012

I need YOU HERE WITH ME now cause you've got that one thing.


Si tuviera que definir lo que odio y lo que me gusta de ti, empezaría por lo que odio, puesto que es bien poco y ya supongo que sabes lo que es. 
Sin embargo, me gusta de ti que siempre me hagas reír, incluso cuando yo hago todo lo posible por no soltar una carcajada. Me gusta cuando me abrazas cuando hago como que me enfado, y también cuando lo haces sin más. Me gusta que me abraces si lloro y no me dejes hablar hasta que me calme. Me gusta que me escuches, que me gastes bromas aunque a veces te las crea tanto que me moleste, pero la molestia se va al verte sonreír. Me gusta que me digas que quieres verme, que me echas de menos a pesar de haber estado juntos 5 minutos antes. Me gusta hablar contigo por teléfono, por skype, por whatsapp y encontrarme privados cada vez que me levanto. Me gustan nuestros ratos, ya sea una media hora escasa hablando en la parte trasera de tu “lamborghini” o también horas y horas paseando sin rumbo fijo, yendo a donde nos apetece en el momento. Me gustan tus pequeños detalles, que hagas planes conmigo. No me olvido de mencionar tu sonrisa, sobretodo esa sonrisa de pillo que muchas veces te digo que me encanta. Me gusta cómo me tratas y te preocupas por mí, a veces más de lo que deberías. Me gusta que me digas cosas para sacarme los colores y que me hagas cosquillas para escuchar mi risa. Me gusta que seamos tan iguales, aunque a veces tengo la sensación de que nos conocemos de toda la vida y me pregunto por qué no llegaste antes, pero entiendo que lo bueno se hace esperar. Todo esto podría haberlo resumido en una sola frase, pero me gusta detallar. 
Y para acabar, te digo que me gusta tu risa, me encanta verte sonreír, y ya te dije que siempre haré lo que pueda por verte así, porque si tu sonríes, yo también, de modo que gracias por sonreír, gracias por ser .

Maca!



 You're my kryptonite.

viernes, 14 de diciembre de 2012

Te haré creer otra vez.



De rodillas, ella te hizo sentir inútil, simplemente no mereces eso. ¿Qué sientes al pensar que diste todo lo que pudiste? Deseaste que le importara pero no fue así.
Seré los oídos a los que hables, las puertas por las que cruces, los brazos que te sostengan, estás a salvo conmigo.
Tu corazón fue robado, los ojos no estaban abiertos, la confianza está rota pero yo te haré creer otra vez. Hacerte más fuerte, así viviremos más. Has perdido tu fe en el amor, pero te haré creer otra vez.
¿A dónde corres? ¿A quién recurrirás? Ardes porque pensaste que ella era la única. Ella lo echó a perder dejándote con nada más que dolor, no sentirás amor otra vez.
Seré los oídos a los que hables, las puertas por las que cruces, los brazos que te sostengan, estás a salvo conmigo.
Tu corazón fue robado, los ojos no estaban abiertos, la confianza está rota pero yo te haré creer otra vez. Hacerte más fuerte, así viviremos más. Has perdido tu fe en el amor, pero te haré creer otra vez.
Te daré la fuerza que necesites para olvidar, seré la última cosa de la que te arrepentirías, te haré creer en el amor otra vez.
Tu corazón fue robado, los ojos no estaban abiertos, la confianza está rota pero yo te haré creer otra vez. Hacerte más fuerte, así viviremos más. Has perdido tu fe en el amor, pero te haré creer otra vez.
Te haré creer otra vez...

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Tengo miles de ganas guardadas en un solo beso.

Por pedir pido veinticuatro horas a tu lado en las que nos de tiempo a todo menos a perder el tiempo. Por pedir, pido que me baste ese día para convencerte de querer estar conmigo para el resto de tus días. Por pedir, pido que exista un preciso momento, en el que se te escape un beso cuando menos te lo esperes, y cuando más lo lleve esperando yo. Por pedir, te pido en una tarde lluviosa, dentro de una casa sin gente, sobre un sofá sin cojines (para que sólo puedas abrazarte a mí), en frente de mi película favorita… Bueno, si quieres enfrente de tu película favorita… bajo una manta que haga de telón tras el que actúen nuestras manos; marionetas manejadas por los verdaderos sentimientos. Me pido entonces tus dedos acariciando mi brazo, y mis cosquillas jugando al escondite con ellos. Por pedir, pido dar un paseo al mismo paso, frenarnos en seco de repente, y mojarnos los labios sin que nos vea la gente. Pido, mientras caminamos por cualquier calle, llevarte y traerte al contarte cualquier estupidez, agarrando con mi mano tu brazo, como si de un acordeón te tratases, y tu risa fuese la mejor de mis melodías. Por pedir, pido pararnos unos segundos ante cualquier escaparate, continuar andando, y que, momentos después, me preguntes cuánto costaba ésta o aquella cosa. Entonces me pido contestarte que no lo sé, que no me fijé, porque lo único que he sido capaz de ver en el cristal ha sido tu imagen reflejada, y aquello… no tenía precio. Por pedir, pido que me acompañes hasta el andén en el que días más tarde me estés esperando, y que mientras llega el autobús me mires con ojos tristes a la cara, aproveches mi distracción para agarrar fuerte con tus dos manos mi cinturón, en un intento por no dejarme ir, y me hagas perder todo menos la sonrisa. Por pedir, pido un café caliente mientras espero al siguiente autobús, colocar las manos alrededor de la taza, apretando con todas mis fuerzas para captar el calor, y que tú, de un plumazo, con un movimiento rápido, de esos que no dejan tiempo para invertir en especulaciones, me eleves la temperatura de todo el cuerpo. Por pedir, pediría siete mil peticiones más, alargaría la lista hasta quedarme sin papel, y lo reciclaría para seguir pidiendo; para seguir pidiéndote… pero no me queda más remedio que impedirme continuar, que pedirme no continuar… Paro y reparo mi lista…
Por pedir, me pido sorprenderte… que te dejes sorprender… que te guste que te sorprenda… ¿y tú?... ¿qué pides tú?


sábado, 8 de diciembre de 2012

Sólo recordamos lo que nunca sucedió ¡!

+ ¿Qué te pasa?
- No sé como decírtelo...
+ Intenta explicarlo, o tampoco sabes, como de costumbre...
- Es difícil, pero a ver... Siéntate en el columpio, hazme caso, por favor, solo así lo entenderás...
+ Ya estoy en el columpio, ¿Ahora qué?
- Comienza a columpiarte, una vez cogido impulso... cierra los ojos... ¿Notas esas cosquillas en el estómago? A mí no me hace falta columpiarme para sentirlas... las tengo cada vez que te veo, cada vez que me hablas, cada vez que oigo tu nombre...
+ Puf, de verdad… no sé que decir...
- No pero aún no acaba… ¡No abras los ojos, sigue cogiendo impulso! Ahora... Suelta una mano…
+ ¿Qué? ¿Tú quieres matarme?
- Hazme caso, confía en mi... suelta una mano…
+ ¡AAAHH!
- ¿Has visto que sensación? Parece que te vayas a caer, se te corta el aire y se te acelera el corazón... eso me pasa cada vez que te separas de mí, cada vez que te noto distante... o más cercano a ella...
+ Pero...
- No digas nada, no abras los ojos déjame impulsarte, y solo abre los ojos cada vez que estés arriba, y mira al cielo ¿Vale? Una, dos, tres y...
+ ¿Y esto? ¿Cuál es esta sensación?
- Solo contigo, siento que toco el cielo, siento que vuelo, me siento a tres metros sobre el cielo...
+ ... ¿Tanto me quieres?
- Nunca dejaría de columpiarte…




Las mejores personas llegan cuando menos te las esperas.

No intento ser el gran amor de tu vida; esa que te exige, y luego te olvida. Simplemente intento ser esa que disfruta cada instante, cada segundo de tu compañía; esa que siente en un abrazo, en un beso tuyo, la felicidad que creí perdida… Simplemente intento ser, esa que te quiere y te mima, que se desvela intensamente por ti. Solo intento ser la que te provoque una sonrisa. Solo intento ser aquella que te pueda enseñar, que quizás exista el amor eterno, que tal vez la felicidad tenga dueño, que cada instante compartido puede ser un mágico sueño, del que no se quiere despertar.



martes, 4 de diciembre de 2012

Eres la casualidad más bonita que llegó a mi vida.



- ¿Y si pudieras decirme todo lo que sientes por mí en cinco segundos?
+ Pues... Te besaría.
- ¿Me besarías?
+ Sí.
- ¿Por qué?
+ Porque en cinco segundos jamás podría decirte todo lo que siento, en cinco segundos ni siquiera podrías imaginarlo. Pero con un beso te diría todo lo que jamás sería capaz de decirte con palabras, en un beso escucharías todos mis silencios y pillarías mis indirectas e ironías. Y quizás, (sólo quizás) en ese beso sentirías lo que siento.


Se ha producido un error en este gadget.