Visitillas :D

domingo, 18 de enero de 2015

Lunes Santo sevillano. Magia.

Y qué tendrá el Lunes Santo sevillano para mí, que me enamora cada año más... Por qué esa necesidad de verle año tras año ya esa cara a la morena de ojos verdes de San Pablo, mi Rosario Doloroso... y mi Cautivo de San Pablo... Esa recogida mágica de Redención este 2014, sin más luces que la candelería de la Sra. del Rocío... Y qué tendrá mi Cristo del Barrio de León, mi San Gonzalo ante Caifás, que me lleva al séptimo cielo viendo su andar tan elegante e inimitable... Repartiendo Salud por el puente de Triana, ese palio que hace vibrar todo el puente...
Qué tendrá mi Lunes Santo sevillano...

Maca!

miércoles, 19 de marzo de 2014

La Pasión en dos palabras: Semana Santa.

Esto ya está aquí... Menos de un mes para la Gloria. Menos de un mes para ese Viernes de Dolores acudir a todas las iglesias de Algeciras para ver los pasos ya montados, deseosos el Señor y la Señora en todas sus representaciones, de salir a abrazar a su pueblo, a sentir.
Ya queda menos para ese Sábado de Pasión, la Primera Levantá de la Hermandad de la Borriquita, la que abre la Semana Grande. Ese día se eleva al Señor y a la Señora a lo más alto de su templo, por segundo año en casa.
Ya queda menos también para ese Domingo de Ramos. Ese día que se abren las puertas del cielo, si éste quiere, a las 5 de la tarde para que Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén, seguido de su Madre Ntra. Sra. de la Alegría, caminen por Algeciras con sus bandas. Y luego haga lo mismo la Hermandad del Huerto, que después del susto de esta pasada Navidad bien se merece la Estación de Penitencia.
El Lunes Santo me va a perdonar, pero vuelvo a pisar la tierra de las tierras en Semana Santa, vuelvo a vivir la Semana Santa sevillana. Por segundo año, si Dios quiere, volveré a ver a San Gonzalo y su Madre de la Salud desfilar a la Catedral por San Jacinto, frente a La Estrella. Volveré a ver a Jesús Cautivo y Rescatado junto a su Madre del Rosario Doloroso de la Hermandad del Polígono de San Pablo, esas dos imágenes que tan enamorada me dejaron.
Todas y cada una de las hermandades que vea durante el Lunes Santo y las visitas pertinentes en la mañana del Martes Santo serán, un año más, un deleite, un placer, algo inexplicable.
Pero el Martes Santo volveré a tus calles, Algeciras, para ver a tu Esperanza junto a Jesús de Medinaceli. Esa hermandad que he visto crecer desde pequeña, desde la barrera pero muy dentro de ella a su vez.
Miércoles Santo será un día de nervios en el cual me pasaré a ver a Buena Muerte y Mayor Dolor, pero el gran día, para mí, es mi Jueves...
Mi Jueves Santo. Nervios, muchos nervios, plazoleta, costal, faja, rodilleras... "Lo llevo todo", ¡mi medalla! Pa' la Iglesia de mi Trinidad. A verle la carita bajo el manto del cielo junto a su Hijo Caído Tres Veces... Todo listo, se abren las puertas, se oyen las bandas, la gente silencia, salen mis Titulares de rodillas por esa complicada puerta y por fin, "vamos a levantar los cuerpos poco a poco" y ese himno de España que ya suena... Ya está la Trini inaugurando el Jueves Santo, su Jueves. Empieza una larga carrera, larga, reposá y con arte de costalera. Y varias horas después, todo acaba, otro año más de espera pero agusto con el trabajo realizado. Un año más la Trini habrá visto lo que la quiere su gente...
Y Viernes Santo, Misericordia, Mortaja y Santo Entierro, para al tercer día Resucitar de entre los muertos con una cuadrilla de arte.
Semana Santa de 2014, qué larga se hace la espera y lo poquito que duras, joía...
-25.

 Maca!

martes, 7 de enero de 2014

ÚNICO.

Sin duda alguna, estas Navidades y estos Reyes de 2014, han sido lo mejor de mi vida. ¿La razón? ÉL.



Éstos han sido sus regalos. Esos regalos que, uno a uno, me ha dado con tanta ilusión y me han gustado tanto.
Empezando por ese CD, es un vídeo. Un vídeo que durante los 15 minutos enteros, he estado llorando, pero llorando de felicidad. Es indescriptible lo que hay ahí...
Sigue con el resto: la funda para la cámara de mi personaje de niña pequeña favorita: la Kitty. Ya no volveré a quejarme de que mi funda de lana se abre sola y se me enciende la cámara con nada.
La cartera, que tanta falta me hacía.
La lamparita, porque leo en mi cama y no veo nada con la luz normal de mi cuarto.
El peluche del mono, porque quería un peluche, un peluche que tú me regalases.
La caja... La caja es increíble. Cada foto en ella es algo para mí. Alguna más que otra, pero todas son importantes, tú bien lo sabes.
Los bastones de senderismo, un regalo para compartir, obvio contigo. Porque sólo voy a andar por campo contigo y espero que ahora vayamos mucho más.
La película de mis chicos, One Direction, algo que has envuelto con muchísima maldad y que para nada me esperaba entre mis manos hoy.
Lo mismo con el libro de ellos, para completar mi colección.

Prefiero mil cosas así, antes que algo sumamente caro y que posiblemente, no vaya a usar. Esto me demuestra que sabes lo que necesito y lo que me gusta, que haces esto porque te gusta verme feliz con los detalles.
Espero que yo te haya transmitido lo mismo, porque eso es lo que he sentido yo.
Ambos hemos sido muy felices hoy y hemos acabado muy contentos con los regalos, porque lo hemos hecho porque cada uno se lo merece y porque queremos sonreír juntos.
GRACIAS, porque en realidad, esto es demasiado, a mí con tu sonrisa y tu carita de emoción, me basta.

TE AMO. 
Maca!



miércoles, 18 de diciembre de 2013

Mis Esperanzas.

Hoy, 18 de diciembre, es el santoral de Nuestra Señora de la Esperanza. Y es hoy cuando he de nombrar a 3 representaciones de la Virgen María, las 3 Esperanzas, que siempre me acompañan. No digo recordar, porque forman parte de mi día a día, aunque a mi Triana y Macarena las vea en muy poquitas ocasiones (este año 2013 las he visto más que nunca). Pero sí digo nombrar porque es su día. Es su gran día, el día que están vestidas de Reina, expuestas en besamanos para que todos sus fieles las besen. Por desgracia hoy no podré estar en Sevilla, pero igualmente estoy feliz, porque también es mi día, y en mi día veré a mi Esperanza algecireña, esa que Ella sabe que quiero tanto y bien sabe por qué.
Triana, que tantas y tantas lágrimas me haces derramar las pocas veces que te voy a ver a tu Capilla Marinera. Y tanta felicidad me das. Gracias te doy por todo lo que has hecho por mí este año.
Macarena, lo tuyo conmigo no es normal. Entro en tu Templo y me ahogo del nudo que se me forma, pero es todo tan distinto... Gracias a ti también por lo que has hecho por mí.
Esperanza, mi niña especial, de Algeciras. A ti te llevo muy dentro desde bien pequeñita, te tengo todo el cariño que jamás alguien de este pueblo podrá tenerte. Mereces ser más venerada, más dada a conocer, pero así está bien. Te quiero para mí, que siempre estés ahí, porque Tú... Tú has hecho mucho también. Gracias.
Y a Ellas... no os alejéis de mí. Nunca. Que luzcáis hoy más bonitas que nunca os deseo, aunque ya es decir.
Y con estas humildes palabras a mis 3 Preciosidades, me despido. Feliz día a todas las Esperanzas y a todas las Macarenas, como yo.



Maca!

lunes, 25 de noviembre de 2013

La suerte de mi vida.


Es increíble que, a pesar de pasar findes enteros juntos y todos los ratos posibles (incluyendo clases de inglés juntos), necesite más tiempo junto a ti. Cada día me siento más enamorada de ti y con más ganas de caminar contigo, aunque no haya una dirección clara. Me encanta pasar tiempo contigo, ver vídeos, ir al cine, ir a cenar, jugar al billar, jugar como críos en las máquinas recreativas, caminar de la mano, ir a las tiendas para mirar simplemente... No sé, es que haces todo especial y yo no sé cómo has tardado tanto en llegar. Pero mejor, porque así te valoro más. Porque eres único, únicamente para mí. Eres tan grande que no cabes en mi pecho. Es tanto lo que me das que no sé cómo cogerlo. Sigue así y te comerás el mundo. Que no te importe el resto, ya te dije que todo está en ti. Porque ahora hay un nosotros que seguirá mucho tiempo, porque te quiero.

Espero estar prontito contigo de nuevo, aunque sé que estas ganas no se sacian tan fácilmente, porque cada vez quiero más y más. Gracias por ser tan especial, por tratarme como me tratas, por aconsejarme y saber cómo hacer y decir las cosas. Mil gracias por quererme. Me das todo sin pedir nada. Y yo te daré todo y más. TE QUIERO.

 Maca!

 

jueves, 31 de octubre de 2013

Truly, madly, crazy, deeply in love with YOU.


Él es mi mundo. Voy a explicaros eso. Él es mi mundo porque me hace reír. Él me hace sonreír cuando lo necesito. Me escucha cuando necesito contarle algo. Intenta al máximo aconsejarme en la mejor forma que sabe y puede. Hace todo lo que sea por hacerme feliz y nunca espera nada a cambio. Me da todo lo que jamás pensé que necesitaría.

Pero a pesar de que me da todas las pequeñas cosas que me hacen feliz… Sólo necesito de sus besos, sus abrazos y su sonrisa frente a la mía. Mirar a sus ojos como mejor forma para dormir. Ser abrazada por él como mejor forma de relajación cuando nada ni nadie puede calmarme. Todo lo que necesito es su amor. La manera en la que me quiere es la mejor manera que jamás soñé con ser amada. Y ahora diré: le quiero más de lo que jamás pensé que querría a nadie.  

Le amo muchísimo. 14

 
Maca!

 

miércoles, 9 de octubre de 2013

Cada vez que te miro encuentro una razón por la que seguir queriéndote.


Mmmm… Ya estamos en octubre. Cómo pasa el tiempo. Hace un año y pocos días, estábamos conociéndonos y sabiendo un poquito el uno del otro, compartiendo aficiones, dos desconocidos. Hoy, después de todo lo que hemos pasado, míranos. Tantos momentos buenos, tantas sonrisas y risas, tantos besos. Dentro de bien poco hacemos un mes juntos. El día 14 hará un mes que me pediste ser tu compañera de vivencias, que me dijiste que querías vivir la vida conmigo, que querías sentirme tuya para siempre. Sólo un mes. Y para nosotros parece algo más de un año. Y estamos como el primer día. No nos hace falta mucho, sólo el uno al otro. Hacemos mil cosas y, aunque a veces “repitamos”, es como la primera vez. Como todo entre nosotros. Esa magia y esa complicidad sólo es nuestra. Para todo. Hasta llega a asustarme muchas veces lo que nos compenetramos, pero eso sólo significa algo bueno. Significa quizá que estábamos hechos el uno para el otro, a medida. Encajamos a la perfección para todo. Y yo no podría haber deseado a alguien mejor, ni quiero a nadie más.

Me encanta el hecho de poder caminar de la mano sin sentirme extraña. Poder besarte en cualquier rincón. Que me pases tu brazo por mi hombro o me abraces sin venir a cuento. Que me beses y me digas que me quieres, sin obligaciones. Sin ataduras. Siendo nosotros mismos. Queriéndonos. Te diría que no sabes lo feliz que soy, pero creo que te lo digo a diario y te lo muestro. Todos tus detalles, enormes o pequeñísimos, me enamoran por día más. Y quiero seguir así. Quiero que todo vaya igual de bien. Quiero que cada día junto a ti sea como el primero aunque sea uno más. Quiero seguir sumando aniversarios, todos los posibles. Quiero llenar cajas y cajas con nuestras cosas y fotos. Y por supuesto y es un hecho, quiero volver contigo a Sevilla. A la primera ciudad que nos vio caminar de la mano sin temor a que nadie nos mirara, porque nadie nos conocía. La primera ciudad que nos dejó mostrarnos tal y como nos sentíamos el uno con el otro. Sevilla, volvemos a ti, pero esta vez unidos de verdad. Un mes y los que nos quedan. 


Te quiero, mi vida. Gracias por tanto.

Maca!



miércoles, 8 de mayo de 2013

"Yo creía que el mundo era inmenso, pero descubrí que cabe en tus ojos."

Quiero muchas cosas de ti/contigo. Quiero volver a vivir un amanecer mágico contigo. Quiero que me abraces y abrazarte. Quiero que me lleves en brazos para no tocar la arena de la playa fría por la mañana. Quiero que te bañes conmigo y me beses. Quiero besarte, día y noche, a cada instante. Quiero pasar un rato de los nuestros contigo, una tarde entera, una tarde y una noche, un día o varios, como aquella vez. Quiero caminar de tu mano. Quiero que me sonrías. Quiero que me hagas reír. Quiero que me hagas cosquillas. Quiero mirarte y perderme en ti. Quiero sentirte cerca, a 2 centímetros, que sólo pueda respirarte a ti. Quiero salir un día a pasear o estar una tarde tumbados en una cama viendo vídeos de Youtube. Simplemente quiero pasar tiempo contigo, más del que tenemos, porque siempre decimos que es poco para nosotros. Quiero que no te separes de mí. Quiero estar mimosa contigo, decirte tantas cosas como este texto, aunque me repita mil veces. Quiero que sepas lo que siento, por ti

Ahora lee el texto de nuevo, sustituyendo “quiero” por “necesito”. Dos en uno. Te quiero / te necesito. 

Maca!


lunes, 8 de abril de 2013

Our best days.

Echo de menos los días en Sevilla. Echo de menos despertar y ver tu hermoso rostro mientras estás durmiendo. Te echo de menos despertándome a besos y con melodías del teléfono. Te extraño quejándote de lo mucho que tardaba. Te echo de menos sosteniendo mi mano mientras caminábamos por las calles y cuando nos perdimos por no ver el mapa. Echo de menos cuando comíamos en los restaurantes o en la calle, no importaba dónde, comíamos bien y riendo entre nosotros. Echo de menos nuestras quejas de dolores de espalda por la más larga espera para ver lo que queríamos, y resistimos como campeones. Te echo de menos abrazándome por la espalda mientras estábamos disfrutando cada momento de esos días. Te echo de menos abrazándome bajo el paraguas en el camino de vuelta al hotel. Echo de menos verte acostado en la cama viendo la televisión mientras yo estaba ordenando mi maleta, y pidiendo que me acostara a tu lado. Y de nuevo besándome y abrazándome, sólos tú y yo en ese cuarto. Echo de menos dormir contigo, porque es la cosa más hermosa que he hecho nunca. Echo de menos verte sonreír todo el día, echo de menos pasar todo mi tiempo contigo y no cansarme de ello. Sevilla me ha enseñado a vivir contigo y ahora echo de menos todo de ti, pero te juro que vamos a tener otro viaje como este o mejor en un futuro muy cercano, juntos. 
Maca!

miércoles, 6 de marzo de 2013

Imprescindible.

Apareciste tú, con tu mirada, aquel 12 de octubre para cambiar todo mi mundo. La de veces que se han podido encontrar nuestros caminos y fue ese día para dejar una huella eterna. 
Desde entonces, llenas cada uno de mis días de sonrisas, no fallas. Siempre sabes qué decir, qué hacer, cómo hacerme reír. Siempre estás para abrazarme. No pensé que alguien me completara tanto. Somos tan iguales pero tan distintos a la vez, tú sabes de lo que hablo, porque ambos sabemos que es así. 
Coincidimos en tantas cosas que a veces asusta, pero reconforta saber que hay alguien cerquita de mí que me complementa. Que si necesito sonreír, me cuenta un chiste o me hace cosquillas. Que si necesito desahogarme por algo del pasado, me ofrece su hombro y sus palabras de tranquilidad. Que si necesito que me oigan, él está dispuesto a escucharme. Que si necesito cualquier cosa, él está ahí para ayudarme, siempre. 
Es increíble que pensemos lo mismo y que nos conozcamos tan bien en tan poco tiempo, claro que siempre digo que a las personas nunca se las deja de conocer. Pero es que eres increíble. Eres único, caballero, encantador, detallista, atento, gracioso y, por qué callármelo, muy guapo también. Lo tienes todo. 
Hoy es uno de esos días en los que me pregunto por qué tardaste tanto en llegar y entiendo que las cosas buenas siempre tardan. Pero es que tú has tardado demasiado y ahora voy a hacer lo imposible porque te quedes. Porque sé que te mereces todo lo que yo haga por ti, por eso hago las cosas que hago. Pequeñas locuras, pequeños regalos, todo por verte sonreír. Mi única meta es verte sonreír. Llámalo agradecerte todo lo que has hecho por mí y sigues haciendo, que aunque creas que es poco, es todo lo contrario. Has cambiado mi vida, haces que disfrute el rato más pequeño, haces que sonría por cada cosa que haces, haces que el tiempo se pare y siempre quiera más minutos a tu lado. 
Hoy escribo estos versos para que veas lo importante que sois para mí, tú y tu sonrisa. Seguiré haciendo todo lo que esté en mis manos porque siga saliendo un día más. Porque no quiero perderte. Porque quiero cumplir los planes que tenemos, que no son pocos. Porque quiero seguir recibiendo esos abrazos que sólo tú me das. Porque quiero seguir viéndote sonreír. Hoy estos versos han sido para ti, una vez más. 
Gracias por tu sonrisa y tus detalles. Por tus sorpresas, por tus bromas, por tus ganas de verme, por tus abrazos y por todos los ratos juntos. Gracias por ser tú. 
 Maca!





¿Y dónde firmo para estar así contigo? ¿Para parar el tiempo abrazada a ti? Eres único. 


 
Se ha producido un error en este gadget.