Visitillas :D

miércoles, 28 de diciembre de 2011

La única inocentada que podría gastarte hoy es que ya te olvidé ¡!




Decido no extrañarte, vestirme y levantarme, quiero escaparme de tu sombra. Me pinto una sonrisa, estoy tan convencida, voy a vivir de nuevo ahora. 

Ya no sé por qué si no te quiero ver regresas a mi mente sin aviso y no puedo correr... 
Como un fantasma me sigues de nuevo. Te siento, te respiro, te pienso, te espero. Y sin quererlo hasta suspiro contigo. No encuentro una razón, ya no, ya no... Como un fantasma te llevo conmigo, te pienso aunque no quiero, te evito y no puedo. Por más que intento no te olvido, estás vivo en cada sensación de amor, de amor... ¿Cómo te saco de mí? 
Te invento en todas partes, no sé cómo borrarte de cada espacio en mi memoria, quisiera que te fueras por fin de mi existencia para escribir mi nueva historia. Ya no sé por qué si no te quiero ver regresas a mi mente sin aviso y no puedo correr...
Como un fantasma me sigues de nuevo. Te siento, te respiro, te pienso, te espero. Y sin quererlo hasta suspiro contigo. No encuentro una razón, ya no, ya no... Como un fantasma te llevo conmigo, te pienso aunque no quiero, te evito y no puedo. Por más que intento no te olvido, estás vivo en cada sensación de amor, de amor... ¿Cómo te saco de mí? 
Déjame en paz por favor. Déjame ser, quiero librarme de ti, ¿Cómo lo haré? 
Como un fantasma me sigues de nuevo. Te siento, te respiro, te pienso, te espero. Y sin quererlo hasta suspiro contigo. No encuentro una razón, ya no, ya no... Como un fantasma te llevo conmigo, te pienso aunque no quiero, te evito y no puedo. Por más que intento no te olvido, estás vivo en cada sensación de amor, de amor... ¿Cómo te saco de mí?

lunes, 26 de diciembre de 2011

...Negar lo que sientes no te hará olvidar...

No sé quien inventó los reencuentros, pero personalmente, hay algunos que odio
Cuando alguien se va, alguien verdaderamente importante, de esos que tú dices "le quiero y quiero tenerle cerquita mío", tú piensas "borrón y cuenta nueva". Empiezas a intentar creer, y digo intentar porque es una mentira de esas que se pillan antes que a un cojo, intentar creer que le olvidas, que poco a poco vas dejando de pensar en él. Al principio funciona, ¿eh? Yo misma lo afirmo, porque es lo que me pasaba a mí. Mis textos siempre van acordes con lo que pienso, siento y vivo en el momento. Pues eso. Yo creía que aunque viniera de vez en cuando, pues que iba a pasar página, que no iba a sentir lo mismo por él al verlo, es más, me atrevía hasta a apostar por otros, a intentar vivir experiencias nuevas y dejarle a él a un lado de mi mente y en el cajón de los olvidados de mi corazón. Pues bien, resumen de mi experimentación: una mierda para mí. Ese cajón no hay quien lo cierre ni hay quien controle mi mente. Por desgracia es así. Otra vez le volví a ver, otra vez el mundo al suelo. Con sólo oír su risa ya olvido todo lo demás. Soy débil, y él mi debilidad, qué puedo hacerle... Si es que con sólo saber que está aquí ya empiezo a pensar en qué sentiré, y bien que acierto cuando pienso que no lo olvidé... Ya no sé qué hacer, ni qué excusa ponerme a mí misma para no pensar en él, no sirve de nada engañarme ni negar lo que siento... Quizá tenga que volver a hacer lo que hice ya una vez, y es acostumbrarme a ello... Sólo así quedará como un bonito recuerdo, pero el caso es, ¿cuánto tardaré en conseguirlo? Porque esto se me va de las manos, el tiempo no se para a esperar a que lo consiga y a mí me empieza a agobiar. Lo único que tengo claro son dos cosas: la primera es que tengo que hablar con él sí o sí porque siento que debo hacerlo, que hace mucho que no lo hago y aún quiero que me explique el por qué dejó de hablarme; y la segunda es que le quiero, pero pase lo que pase y tarde lo que tarde, lo conseguiré, conseguiré olvidarle, pero no puedo evitar que mientras tanto aún me haga sentir...
Maca!


# Sólo porque rompistes mi corazón, mi vida paró el reloj que contaba los segundos para verte amor...

jueves, 22 de diciembre de 2011

Estas palabras, no las digo yo...


Si supieras todo lo que te quiero, todo lo que te amo, entenderías porque estoy así... y es que niño mío desde que te vi sabía que tú eras para mí, lo noté en tu manera de hablar, esos ojos, esos labios que me hacían suspirar... Y yo quisiera tenerte una noche conmigo y besarte, abrazarte y con mis labios recorrer tu piel... Niño déjame enseñarte que seré tu destino. Tu único camino a la felicidad. Déjame decirte que te quiero, que mi amor por ti es sincero. Oye niño lo que quiero es un amor de verdad... No hay palabras donde pueda explicar lo que siento. No existen formas para hacerte entender que te quiero. Tú sabes que yo iría por ti en cualquier lugar, estaría feliz, una vez más vuelvo a reír, quédate aquí y hazme vivir, sólo tú y hazme vivir...

Young Killer

viernes, 16 de diciembre de 2011

¡Empecemos en la playa, terminemos en mi cama!

+ Bueno, adiós. Ha sido muy gentil conmigo. Ahora voy a tomar un buen baño caliente. Ah... me olvidaba decirte que...
- Dilo.
+ ... Que tengo unas ganas de hacerte el amor que no te puedes ni imaginar. Pero esto no se lo diré a nadie. Sobre todo a ti. Deberían torturarme para obligarme a decirlo.
- ¿A decir qué?
+ Que quiero hacer el amor contigo. No una vez solo, sino cientos de veces. Pero a ti no te lo diré nunca. Solo si me volviera loca te diría que haría el amor contigo, aquí, delante de tu casa, toda la vida. 



La vida es bella

Te reto, me retas, apostamos ¡!

En esta vida son muy pocas las ocasiones en las que te vas a encontrar con alguien con quien conectes de verdad, y cuando te pasa eso tienes que luchar por conservarlo, como sea.

Física o Química

+BuenHH

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Es una falta de respeto que me dejes con las ganas de besarte.

Las pequeñas cosas que aparecen en tu camino de repente son más grandes que las que llevas meses persiguiendo. La alegría de que algo pueda pasar, que estás como un niño con un juguete nuevo, que no te lo crees. Pequeñas ilusiones tan cercanas a cumplirse, que alegran hasta el día más negro, con un simple zumbido de móvil. Y sentir miedo, miedo a que no llegue a cumplirse esa ilusión, o miedo a que por falta de seguridad no te atrevas. Lo que hay que hacer es pasar de todo, del que dirían si llegas a hacer ciertas cosas. Que sólo te importe lo que tú quieras hacer, no lo que los demás quieren que hagas. Que si sale mal ya te arrepentirás, pero lo que hay que hacer es disfrutar el momento, hacer las cosas porque tú creas que tienes que hacerlas. 

# Que llevarse una alegría para el cuerpo nunca viene mal, y más cuando te apetece, y por eso hoy digo que me apetece esa alegría.

Maca!

domingo, 11 de diciembre de 2011

Vale la pena intentarlo

La real academia define la palabra imposible como algo que no tiene facultad ni medios para llegar a ser, o suceder; y define improbable como algo inverosímil, que no se funda en una razón prudente.Puestos a escoger a mi me gusta más la improbabilidad que la imposibilidad, como a todo el mundo, supongo. La improbabilidad duele menos y deja un resquicio a la esperanza, a la épica…Que David ganara a Goliat, era improbable, pero sucedió. Un afro-americano habitando la casa blanca, era improbable, pero sucedió. Que los Barón Rojo volvieran a tocar juntos, era improbable, pero también sucedió. Nadal, desbancando del número uno a Federer. Una periodista convertida en princesa. El 12-1 contra Malta.
El amor, las relaciones, los sentimientos, no se fundan en una razón prudente, por eso no me gusta hablar de amores imposibles si no, de amores improbables porque lo improbable es, por definición: PROBABLE. Lo que es casi seguro que no pase es que puede pasar.
Y mientras haya una posibilidad, media posibilidad entre mil millones de que pase, vale la pena intentarlo.
Los Hombres de Paco

viernes, 9 de diciembre de 2011

Todos tenemos sueños...



El mendigo sueña con un billete en su vaso y el vaso con una boca que lo bese. Por esa acera pasa un adolescente que sueña con invitar a bailar a Eva y Eva sueña con conocer algún día al futbolista de su carpeta. Los futbolistas sueñan con poder ir con sus chicas al cine y la chica del cine que no les dará las entradas sueña con un fin de semana libre. El parado que se pasa los sábados y domingos al sol sueña con un puesto de-lo-que-sea-en-donde-sea y el inmigrante ecuatoriano que aceptó ese trabajo insalubre antes que él sueña con tener papeles. El funcionario que le denegó el permiso de trabajo sueña con la hora del cigarrillo y de camino hacia al estanco choca con un hombre gris que sueña con ser cantante y que ignora que el cantante sueña con que le miren sin luz de escenario, alguien que quiera mirarle dentro. Tras el concierto su manager sueña con un contrato millonario. Y yo sólo sueño con volver a verte.

martes, 6 de diciembre de 2011

Las cosas pasan una vez en la vida, y aunque parezca una locura, es el momento de hacerlas!!

La vida es para aquellos que están dispuestos a arriesgar, a apostar por sus sueños, a darlo todo a cambio de nada, a no renunciar al primer tropiezo, a disfrutar de todos los momentos y a hacerlos tan grandes que merezcan la pena recordarlos.



# Que el temor a fallar, no te impida jugar...

domingo, 4 de diciembre de 2011

Dile toda la verdad aunque tu voz empiece a temblar…

En fin, que otra vez me pasa lo mismo. Me he dado cuenta que el tiempo no se para a esperarme, que los meses pasan y él sigue ahí. Tras casi mes y medio sin verle, anoche lo vi. Puedo asegurar que lo peor es ver a una persona que quieres tantísimo con tan poca frecuencia, como me pasa a mí. Que ya sé de sobra que eso de “la distancia hace el olvido” lo hemos inventado los humanos para creernos menos débiles ante nuestros sentimientos, que no se puede olvidar a esa persona sólo porque la distancia sea un factor más de tantos en tu contra. Que anoche volví a verle y me ha entrado de todo por el cuerpo, me han temblado hasta los dientes y no precisamente de frío, aunque esa era la excusa digna para una noche como la de ayer; pero la realidad es otra: es él. Es que desde que mis amigos me dijeron que anoche iba a salir, no dejé de mirar a la puerta por si entraba, no dejé de buscarle entre las caras de la gente, hasta que le vi. Me lo crucé con esa sonrisilla típica de más de 2 copas encima. Esa sonrisa que me encanta, además de su simpatía reluciendo a causa de su embriaguez. Y a pesar de tenerle delante y querer hablar con él, no pude decir nada de lo que yo quería. Quería que me explicase un par de cosas, pero no pude, porque en ese momento lo único que quería era que me mirara a los ojos mientras hablábamos y reíamos, y que sonriera, no necesitaba nada más, ya hablaré en otro momento, como sea, pero en otro momento, y seriamente… Aunque la noche haya sido rara y tal vez, seamos sinceros, aburrida, él es quien le ha dado un toque más alegre y divertido con sus bailes y sus caras al pasar a mi lado, haciendo el tonto como siempre. Ciertos momentos que me han recordado a aquella noche en la que empezó todo, aquella en la que comencé a morir por él…

Maca!



jueves, 1 de diciembre de 2011

Guías mi vida, no miraré atrás si estoy solo, siempre me acompañas ¡!

Te pones los cascos, la música alta, muy alta; entonces, miras a tu alrededor y todo lo ves distinto, la gente camina sin hacer ruido, habla sin decir nada, los coches, las motos...nada. Es...es como si todo desapareciera en ese instante, como si la monotonía se despidiese para siempre. Estamos yo, y mi ipod, yo y mi música, yo y todos esos grupos que consiguen hacerme bailar, cantar, reír, llorar...Esas canciones con las que no puedo contenerme y hago cualquier cosa para sacar lo que siento fuera.
No me gustan las despedidas, los finales, por eso no dejo acabar mis canciones, y justo en el último segundo, algo se para y algo empieza de nuevo. La música se congela, se queda en silencio, pero, vuelvo a oír a esa gente hablando, esos coches pitando, oigo los tacones de las chicas que van a darlo todo y... PLAY, suena otra canción distinta, distinto ritmo, distinta música, distinta voz...y con la anterior se van unos sentimientos para transformarlos y hacer que vengan unos nuevos con esta nueva canción.
Cuando escucho esa música que me encanta, no hay nada más. No puedo pensar en otras cosas. Podría llegar al éxtasis escuchándola. Podría morir sintiéndola.




La música me ha dado lo que me has quitado tú, supo ser mi gran apoyo durante mi juventud, y ahora tú ya no estas y ella es quien guía mi vida porque ella supo tratarme como me lo merecía.
La razón por la cual la música es mi vida solo ella sabe escucharme cuando nadie en mí confía, y a su vez me aconseja con un ritmo instrumental, consigue elevarme al cielo donde yo puedo volar. Yo para ella y ella para mí, la combinación perfecta desde que la conocí.
Me hace ser yo y sentirme diferente.
Chk 
Porque sin la música yo muero seguro.
Sáik
 
Pero, ¿si hoy ves el cielo? Yo veo el planeta. ¿Sientes en ti el viento? Yo te susurro mis letras, porque ahora entiendo que sufrir valió la pena, siempre hay algo bueno después de la espera
.
Young Killer

martes, 29 de noviembre de 2011

Que ya me toca vivir, ¡dejarme llevar!

No me encapricho del primer chico que pasa, eso nunca. Más bien soy de difícil encaprichamiento, pero si me encapricho, me encapricho en condiciones, o sólo para darme una alegría, de un extremo al otro. A veces resultará gratificante, otras una verdadera mierda, pero es lo que hay. Siempre tengo una sonrisa en la boca, aunque no me apetezca. Y me río mucho y en voz muy alta, para que se me escuche bien. No soy de llorar, y si lloro no creo que lo haga delante de nadie, y te aseguro que si lo hago tengo razones de sobra. Odio estar en casa, pero si estoy en casa me gusta estar sola. Mi príncipe azul no es como el de todas las chicas, es totalmente diferente, aunque hace tiempo que dejé de soñar con él. Hablo muchísimo, y si estoy muy callada te aseguro que es porque me pasa algo. Y si piensas aunque sea que me pasa lo más mínimo, más te vale preguntarme. Tengo mi propia personalidad y lo que más me jode es que me copien o la falta de ella. Y si te hablo y me hablas mal yo te pienso hablar peor. Y quien no quiera que no mire, que yo decido lo que sigue.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Hoy me apetece una alegría para el cuerpo, una alegría como tú.

Los conceptos "atracción", "gustar" y "amar" hoy en día están muy, pero que muy confundidos.
Cuando una persona te atrae, es que te gusta su físico... para que nos entendamos, nos pone. Vamos a ser más claros aún, cuando tú dices que alguien te atrae es que no querrías una relación con él, si no un "aquí te pillo, aquí te mato" o como mucho un rollete, pero no más. Es así. Que luego puede ir a más esa atracción, nadie dice que no, pero por lo pronto eso es atracción, pura química, hormonas, lo que pida el cuerpo.
Que una persona nos guste, es que ya medianamente conocemos algo de su personalidad, y no es sólo su físico lo que nos llama la atención (puede que el físico no nos llame la atención, pero eso de "la belleza está en el interior", pocos lo seguimos). Depende de cada uno, una persona nos gusta porque nos hace reír, porque nos ayuda, o también en casos extremos (que seguro los hay), porque son unos cabrones y nos gusta que sean así. Oye, que hay de todo por ahí, seamos sinceros. Al igual que la atracción, el hecho de que nos guste alguien puede ocurrir en varias personas, porque los sentimientos, al igual que lo que el cuerpo nos pide, no los controlamos por nuestros propios medios...
Amar... ¿qué concepto tiene la gente de esto? Distorsionado, equivocado, y muy pocas personas aciertan, pero cada uno es como es... Ya que los anteriores conceptos tienen parte de mi propia opinión, éste no será menos. El concepto "amar" abarca los otros dos, sólo que es muy intenso, no se controla tampoco, y es muy difícil que se deje de sentir, es una huella para toda la vida. Por supuesto, no hace falta decir que amar no se puede amar a dos personas a la vez, o al menos eso sé yo por experiencia. Amar es, además de atracción y algo más de su personalidad, es incluirte tú también, es decir, poner todo de tu parte aunque la otra persona no haga lo mismo. Que tu felicidad se relacione a la de la persona amada. Eso, justamente. 
Con todo esto, lo único que tengo seguro, es que diferencio los tres términos, en la medida de lo que mi experiencia me ha brindado.


# Cuando alguien te atraiga, ve a por él, no pierdas la oportunidad. Si te gusta, inténtalo aún más. Si amas... estás jodido hagas lo que hagas, correspondido o no, no puedes pasar.

Maca!

viernes, 25 de noviembre de 2011

No has dicho “tengo ganas de verte”, sino “tengo ganas de ti”...


- Ésta es la tercera farola que da al otro puente… ¿Ves eso de ahí?
+ Sí… Me parece que alguien se ha equivocado atando la motocicleta…
- Pero ¿qué dices, tonto? Es el “candado de los enamorados”. Se engancha un candado en esta cadena, se cierra y se arroja la llave al Tíber. 

+ ¿Y después
- Ya nunca te separas. 

"Tengo ganas de ti." de Federico Moccia

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Si no haces realidad tus sueños, la realidad se los llevará…

No sé lo que quiero, no sé lo que me conviene, es más, apenas se distinguir entre lo bueno y lo malo para mí, pero qué le voy a hacer, yo soy así, aunque suene raro soy esa típica persona extraña e independiente, que pasa del mundo, al igual que el mundo pasa de ella, puedo pasarme horas llorando, de repente ver a la persona que necesito entre mis brazos, y automáticamente una sonrisa se dibuja en mi cara, como si de magia se tratara.. Puedo pasarme los días rayada por la persona que le da un poco de emoción a mi vida, pero de tan solo pensar, que tengo otras personas a mi lado que me quieren y me cuidan, sinceramente pienso que no podría tener nada mejor en la vida.
Puede que me merezca todo lo malo que me ha ocurrido hasta ahora, que todo esto que me pasa sea causa del destino, pero cada día que pasa aprendo cosas nuevas, aprendo a valorarme a mí misma y a los que están a mi alrededor, aprendo a superarme día a día y me pongo nuevas metas que alcanzar, y hoy he aprendido algo nuevo, yo soy más fuerte que el destino...



sábado, 19 de noviembre de 2011

Aun así lo único que deseas oír es un TE QUIERO...

Yo ya sé que tú me quieres como amiga y que estás enamorado de ella y tú ya sabes que ambas cosas se me hacen insoportables
Aunque no lo creas en estas ocasiones soy una tía muy fuerte, llevo toda la vida entrenándome en eso de ser la mejor amiga del que me gusta, es increíble la capacidad que tengo de anular los sentimientos y jugar a amiga comprensiva con tal de tener al que amo cerquita de mí, pero en estos últimos meses he aprendido a quererme más, ¿sabes? A respetar lo que siento y estoy harta de rebajarme y de hacer el papel de tu confidente y de tu pañuelo de lágrimas, porque no me interesa tres narices lo que me digas de ella sólo quiero oír "te quiero a ti..."


Física o Química
 Yo también salté a la carretera y me arrolló el camión… Estoy enamorada de ti, irremediablemente enamorada.  

viernes, 18 de noviembre de 2011

Puede que me estés volviendo loca, o quizás ya lo has hecho…

Te quiero. No sé si lo esperaba, pero pasó. Ésta vez el corazón le ganó a la razón, y fue por ti. No puedo dejar de pensarte. Pensar en el bien que me haría escucharte decir "te quiero". Alborotas todos mis sentidos y no sé cómo actuar. Te extraño y eso tampoco lo puedo evitar. Porque supongo que cuando quieres mucho a una persona, esa sensación de querer ver al otro te invade de pies a cabeza y no lo puedes controlar. Tampoco lo quiero controlar. Simplemente me pasa. Eso generas tú en mí. Pero las palabras se las lleva el viento. Quiero que me dejes demostrarte todo lo que eres para mí. Perderme en tu mirada como otras tantas veces. Escucharte reír y ver lo lindo que eres cuando lo haces, no hay nada que me guste más. No sé si podría ser mutuo, si sentirías lo mismo; sólo sé que esto es lo que me pasa a mí. Que me gustas, con todos tus defectos (aunque la mayoría del tiempo creo que no los tienes). Y sabes que no es sólo decirlo, es SENTIRLO...

jueves, 17 de noviembre de 2011

Confesarte que una tarde empecé a morir por ti…

Días de reflexión. Piensas en todo. En quien se ha ido y echas de menos, en quien nunca estuvo en tu vida, en quien estuvo y se fue sin ser echado, en quien está para todo, en quien te hizo daño continuamente… Tantas cosas en la cabeza, recuerdos. Recuerdos provocados por canciones, por anuncios por la calle, por lugares, por momentos repetidos… Cosas que me apenan porque fueron buenas, otras que me entristecen porque quizás no deberían haber pasado o quería que pasaran pero no fue así, otras que me enfurecen porque en su tiempo me dolieron y aún sigue doliendo…
Pero todo eso, hay un momento en el que no importa. Momento que puede durar 5 segundos o 10 simples minutos. Pero es un momento mágico, algo así como un cometa que pasa cada X tiempo. Ese momento… es cuando le veo a él. Su sonrisa cambia todo cuanto pueda parecer perjudicial para mí. Es verle, y que se caigan todas mis teorías, cambia de color mi mundo, dibuja una sonrisa en mi cara que dura varias horas. Es increíble lo que me puede hacer sentir con sólo un cruce de miradas. No dejo de pensar en cuando voy a volver a verle, porque es el único momento en el que no pienso en nada más que en él, en el único que podría hacerme olvidar todos los problemas existentes y que sólo existiera un él y yo. Llamarme de ilusión fácil o enamoradiza… Pero es lo que siento, todas esas cositas típicas de lo que voy a reconocer las siento por su culpa: estoy enamorada de él y su sonrisa.


Maca!


ATS(L) 

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Tonight, I want all of you tonight, GIVE ME EVERYTHING !

Hay veces que un sentimiento está marcado por una canción, una especie de banda sonora. Esa banda sonora no tiene porque ser a piano, no ha de ser la canción más lenta y melancólica, puede ser una de discoteca, la mía por ejemplo… 
Para que una canción te marque, puede ser en cualquier momento y para cualquier persona. Cada vez que la escuches, recordarás a esa persona o ese momento o ambas cosas, siempre. Puede ser el momento más inoportuno, más divertido de una noche, el más triste, el más alegre…cualquier momento cabe en una canción. Es fácil que una canción te marque en un momento determinado por una persona concreta, pero es muy difícil borrar lo que esa canción te hace recordar…
Maca!
 Álvaro Trujillo Sánchez :) (L)

lunes, 14 de noviembre de 2011

There is only ONE DIRECTION ¡!



And if you walk away, I know I’ll fade cause there is nobody else, it’s gotta be you...




I’ll be here, by your side, no more fears, no more crying...


 You light up my world like nobody else...
...You don't know you're beautiful!


If only you saw what I can see, you'll understand why I want you so desperately!


# Lo siento por poner el vídeo y tener que ir a otra página a verlo, pero no encontraba otro que se pudiera ver aquí. ¡Aún así, merece la pena verlos! ¡¡¡¡ME TIENEN ENAMORADA!!!!

domingo, 13 de noviembre de 2011

Quiero que pare el tiempo pero solo si estás aquí, amor




Si miro al cielo en la noche veo tu silueta, las estrellas forman tu cara con un hermoso destello.

Coge el teléfono, tengo mil cosas que decirte, como que eres tú y solo tú, y no existe nadie más, y no existe nadie más en este corazón. Solo ámame y que sea para siempre, que siempre seré tuya eternamente
...


No ves que lloro por saber si para ti existo...


Hoy quiero confesar que me enamoré de ti.


-.-.-.


# Anoche me llamaron unos amigos mientras estaban de fiesta, y entre risas y meterse conmigo, me pusieron esta canción diciéndome que no llorase. La verdad es que no sé por qué me la pusieron, pero fue gracias a que no paraban de hacerme de reír por lo que no lloré. Pero a parte de eso, la canción es increíble, y cuando empecé a escucharla se me vino él directamente a la cabeza...

sábado, 12 de noviembre de 2011

Mi debilidad permanece ¡!

Odio estos días del mes… Esos en los que soy la persona más bipolar que puede haber… Esos días en los que, de estar súper feliz, pasas a llorar sin más… De esos días como hoy, como esta noche…
No sé muy bien lo que me pasa, parece que el reproductor sabe que estoy en tentación de ponerme a llorar, y automáticamente se cambia, de unas canciones marchosas, a las más melancólicas“Lo que nunca fuimos, Guille El Invencible”, ésta ha sido la que me ha derrumbado. A la par que, por instinto, he visto sus fotos, los últimos textos que he escrito que hablan de él, de la distancia… Y la letra de esa canción, cada palabra iba directa de los oídos al corazón, como una bala, que poco a poco ha perforado ese agujero de tantos de un corazón como el mío… Según sonaba la canción, analizaba la letra, y las lágrimas caían por mis mejillas. Ha sido de esas veces que decimos “está contando mi historia”. 100% identificada. Y es que no sé por qué, pero no puedo sacármelo de mi mente, cuando mejor estoy, aparece en mi mente por cualquier cosa, como para recordarme que no le tengo, que lo echo de menos, que aún lo quiero, joder…





Tengo que conseguirlo, dejar de quererle, de pensarle, como sea, pero tengo que conseguirlo, porque no tengo que seguir así, porque no hay ninguna señal que me desvíe a ese camino de nuevo, porque no puedo seguir otros 5 meses más así, no puedo…¡no quiero quererle así! No quiero quererle de esta manera si no voy a recibir la mitad de lo que daría yo...


Maca!

viernes, 11 de noviembre de 2011

La distancia hizo que se formara entre los dos un muro...

La distancia no hace el olvido. Es una mentira más inventada, un tópico erróneo. Aquellos que están lejos de quienes quieren, piensan que la distancia se llevará los sentimientos tan lejos como kilómetros esté quien queremos, pero lo peor es que cuanto más lejos, más notamos su ausencia, le echamos de menos aún más, y así siempre permanece en nuestro pensamiento. Y siempre se dice, que si permanece en el pensamiento, aún está en tu corazón

Maca! 

jueves, 10 de noviembre de 2011

Tantos otoños contigo y sin ti ¡!

Hay un momento justo antes de dormirte completamente en el que tu conciencia recupera en un instante los momentos más importantes vividos durante lo largo de tu vida. Cada día, cada noche, sin darnos cuenta...


Dicen que el segundo después al flash, aparece la persona que te hace sonreír...e inconscientemente, nos dormimos...

¡Hago todo lo que puedo, pa' que estemos juntos!



Ni me escondo ni me atrevo, ni me escapo ni te espero, hago todo lo que puedo, pa' que estemos juntos, cada vez me importan menos los que piensan que no es bueno que haga todo lo que puedo pa' que estemos juntos. Medicina alternativa, tu saliva en mi saliva, es física o química...

La mitad de lo que hemos vivido hace más ruido que el ruido de un cañón 

Despistaos- Física o Química

martes, 8 de noviembre de 2011

El pasado siempre vuelve...

Te voy a contar otro secreto, éste por tu propio bien. Puedes pensar que el pasado tiene algo que decirte. Puedes pensar que deberías escuchar, esforzarte por distinguir susurros, que deberías hacer lo imposible, inclinarte para escuchar la voz que murmura desde el suelo, desde los lugares muertos. Puede que pienses que ahí vas a encontrar algo, algo que comprender o algo a lo que encontrar un sentido. Pero yo sé la verdad. La conozco de las noches de frialdad. Sé que el pasado va a tirar de ti hacia abajo y hacia atrás, que te va a engañar con el susurro del viento y los gemidos de los árboles, que te va a impulsar a descifrar lo que no entiendes, a recomponer lo que estaba roto. No hay esperanza. El pasado no es más que un lastre. Se instala en tu interior como una piedra.



Hazme caso, si oyes que el pasado te habla, si sientes que tira de tu espalda y que te pasa los dedos por la columna, lo mejor que puedes hacer, lo único, es correr. 



Delirium, de Lauren Oliver

lunes, 7 de noviembre de 2011

Hoy prefiero seguir soñando lo inalcanzable, que ya vendrán tiempos mejores ¡!

Y la gente dice que estar enamorada sin ser correspondida duele… Pero jode más aún estar bien con alguien y que a la mínima gilipollez, que encima tú no tienes la culpa, te mande a la mierda. Duele más uno que dice corresponderte que uno que no lo hace.
Enamorarse sin ser correspondido es lo mejor que puede pasar hoy en día tal y como están las cosas. Cuando tú estás enamorada de alguien que no siente lo mismo por ti, a la larga convives con ello. Tú sigues feliz, imaginándote un mundo de dos, temblando si le tocas, poniéndote nerviosa si le oyes hablar, escribiendo cosas para él que quizá no lea nunca, mirando sus fotos, hablando con él aunque sea más bien poco,… pero tú sigues feliz. 
Pero cuando tú estás con alguien, que estáis bien juntos, que los silencios no resultan incómodos, que los besos no son de miedo a rechazo, que cogerle de la mano implica un vuelco al corazón… todos estos detalles que implican felicidad y bienestar… y que de repente, se ven turbios, por algo que no se sostiene en un argumento válido, y se rompe… Todas esas pequeñas cosas ya no cuentan, las versiones se dan la vuelta, discusión de una noche y plaf, todo a la mierda. Y encima te sientes peor. Porque sentías que iba a ir bien, que estabais bien juntos, y tras esa pelea te sientes utilizada y te intenta hacer sentir culpable de algo que has hecho bien, por su bien…
Por esto es por lo que digo, que prefiero mil veces estar enamorada platónicamente, que es el tipo de amor no correspondido más común en mí, a que me correspondan mínimamente, porque acabo peor en lo segundo…


Maca! 


sábado, 5 de noviembre de 2011

Quedarte toda la noche pensando en aquella frase que te dijo…

Anoche me hicieron una pregunta, que después en mi casa cuando la recordé, me hizo reír pero a la vez pensar...
Me preguntó mi amigo poco antes de irme, que cómo era posible que quisiera más a mi "Ne-yo" particular (no voy a poner nombres) que al "Internacional". Mi amigo me dijo que ambos eran iguales, morenos de piel, uno más pijo que el otro, pero que más o menos igual... que cuál era la diferencia o la razón por la que quiero más al primero que al segundo... 
Yo en un principio me limité a reírme, puesto que es una pregunta de esas que tú dices "me han pillado" pero en el sentido en el que no sabía qué contestarle, en parte porque me daba vergüenza ponerme sentimental, aunque después de la noche que tuve ayer, eso no era excusa para no responder... Después de reírme con esa risa nerviosa, le dije que simplemente porque era él, porque me encanta, porque me hace reír... No dije más, y volví a sonreír y se cambió de tema en la conversación.
Y pensé, que en realidad, el hecho de que últimamente me vayan más morenitos no es un patrón a seguir, que sea uno más pijo que el otro me da igual... Yo lo quiero a él y ya está. Porque era él con quien me reía por las noches cuando le ganaba al billar en el Tuenti. Porque es a él a quien me muero por ver cuando viene aquí. Porque es por él por quien yo me pongo nerviosa en los sitios en los que coincidimos. Porque es por él que me meto siempre en su perfil para ver si se conecta o hay alguna foto nueva que me muestre lo bien que le sienta estar fuera. Porque es por él por el que espero aún sabiendo que no pasará nada. Porque es él, su risa, sus ojos, su pelo, su forma de andar, su manera de bailar. Porque es él mismo en cualquier situación. Porque entró en mi vida así y no lo pude remediar, y ya está...

Maca! 


lunes, 31 de octubre de 2011

Ningún amor muere, sólo cambia de lugar en la memoria...

Yo no soy de mentir, es muy, muy raro que lo haga, y si lo hago es para que los demás crean que estoy bien, por no preocuparles con mis cosas, pero cuando de verdad necesito contar algo, soy sincera…casi siempre, porque no me sale otra cosa. Porque no puedo decir que no me ha encantado verte estos días, mentiría si lo hiciera. 
Mentiría si te dijese que veo sonrisas como la tuya a diario. 
Mentiría si te dijera que tus ojos los preferiría claros
Mentiría si te dijera que no me ruborizo cuando me hablan de ti. Mentiría si te dijera que no te echo de menos cada día. 
Mentiría si te dijera que no maldigo la puta distancia que me impide verte. 
Mentiría si te dijera que no me gustaría tener aunque sea un encontronazo de una noche y adiós. 
Mentiría si te dijera que no quiero verte más
Mentiría si te dijera que nunca he imaginado un “nosotros”. 
También mentiría si te dijera que no he soñado más de dos noches seguidas contigo. 
Mentiría aún más si te dijese que ya no veo tu perfil por si te conectas, o que no me meto a mirar tus fotos antes de dormir para soñar contigo. 
Mentiría si te dijese que no iría a buscarte a cualquier sitio si me dijeras “te necesito”.
Mentiría también si te dijese que no te quiero, que no lloro por ti cuando te pienso. 
Mentiría si les dijese a mis amigos que ya te olvidé, que no me hablen más de ti. Tantas cosas que si las dijera no tendrían veracidad ninguna, porque no hay dios que se las crea. Porque no puedo decir mentiras como ésas, si luego con solo mirar tus fotos o tenerte delante sonrío sin más, no puedo mentir, porque sería mentir sobre ti, sobre mi debilidad, ésa que no me deja vivir sin pensar en ti. 
Porque tú eres mi debilidad en cada segundo, en cada minuto y en cada mes de mi vida, desde aquel mes de junio…



Sólo verle basta para que desborde mis teorías y no me atreva a pensar en otra cosa que no sea él.


Maca! 

sábado, 29 de octubre de 2011

Tu mirada es eso en donde me pierdo...

Y digo yo… ¿qué gana mi corazón con estos días engañándose él mismo?
Hace unos días que llevo pensando que ya no le echo tanto de menos, que quizá estoy pasando página, que ya no es como antes… pero han bastado tan sólo unos minutos esta noche para tirar por la borda esos días. 

A quién quiero mentirle: ¿a mis amigos? ¿A mi corazón? ¿A mi esperanza y mis desilusiones? ¿O a mí misma? Unos minutos, no más. Ni articular palabra he podido, más que para decirle a mi amiga que la hubiera matado en ese momento, por llevarme al matadero, porque ella lo vio primero y me llevo ante él, porque es mi amiga y sabe que eso es lo único que podría hacerme terminar bien el día y sonreír como por arte de magia. Lo he tenido a mi lado, unos minutos, viéndole, le ha sentado bien estar fuera, ¡qué guapo está! Mi amiga no paraba de reír como él y mis amigos. Yo me he puesto colorada, aunque más que el hecho de ponerme colorada, he notado que me puse nerviosa, que no me dejaban de temblar las piernas… Cuando se giró para dejar de reír, y volvió a girarse hacia mí… Esa sonrisa natural provocada por la risa anterior, ésa ha sido la causante de mi desborde total… Se acerca, me saluda y me da dos besos… Mientras mis amigos se metían conmigo yo sólo podía pensar en lo feliz que era en ese instante con sólo tenerle cerca. Después ellos seguían por el lugar, un poco más apartados de nosotras, y yo no podía dejar de mirarle… Un mes sin verle, no ha cambiado, salvo para mejor, más guapo, aires de universitario, imagino. Después lo perdí de vista. No sé ni cómo he sido capaz de hablar con la gente escuchándoles, porque no lograba más que oír pensamientos de mi cabeza. Pensando en lo tonta que he sido al pensar que he podido estar olvidándole y recordándome que me va a costar muchísimo…
De repente me ha entrado miedo, sí. Como una presentación de un proyecto, se han venido a mi mente pensamientos muy pasados, como diapositivas, rápidas. Y un pensamiento se ha estacionado en mi cabeza desde ese instante hasta ahora: va a volver a pasar… Va a ser igual que hace mucho, la misma historia, un amor imposible que sólo deja a su paso lágrimas y pequeños detalles que marquen la diferencia entre esas lágrimas y me hagan sonreír. Pero éste es peor, apenas hablo con él, está fuera, no hay más que inconvenientes de por medio, y lo único que eso genera es más sufrimiento. Lo peor de todo es que lo sé, sé que lo voy a pasar fatal… pero es que ya lo veo inevitable, ya veo que voy a pasar por lo mismo, que si algún día logro no recordarle (no puedo decir olvidarme de él, porque es imposible…) voy a volver a caer una y mil veces, como la primera vez… Porque me encantan sus ojos, su pedazo de sonrisa, su pelo, su manera de andar, su forma de vestir, su risa, su tono de voz, sus caras para las fotos… Porque con sólo saludarme hace que me estremezca, que me entran escalofríos si le oigo hablar, porque me ruborizo cuando me hablan de él o está él presente… Porque no sabe que ha roto todos y cada uno de mis esquemas, que no tiene ni puta idea de lo que haría por él, ni puta idea…





De todo esto, lo que logro resumir, es que poco a poco va a salir mi mayor miedo en estos instantes, y reconocer ese miedo es lo que llevo evitando todo este tiempo… y es el miedo a que me esté volviendo a enamorar… 

Maca! 
Se ha producido un error en este gadget.