Visitillas :D

viernes, 6 de enero de 2012

Tú eres el culpable de mis miradas perdidas y mis tontas sonrisas.

Si la felicidad pudiera transformarse en energía eléctrica, yo iluminaría la ciudad de Nueva York esta noche. Hoy ha sido un día bonito, he sido niña y adolescente en el mismo día. He revivido el espíritu de la niñez con las cabalgatas de los Reyes Magos, típicas del día antes de Reyes. He bailado, he reído y hasta he cogido caramelos, para qué engañarnos. Después he estado con mis maravillosas dando una vuelta, cenando y hemos acabado en un pub donde hemos seguido riéndonos y hablando como todo el día. Pero lo mejor ha sido a partir de ahí. Ellos otra vez. Otra noche de risas con ellos. Entre unas cosas y otras nos sentamos con ellos. Cervezas y risas, pero sobretodo risas, que no falten. Y él tampoco. Riendo y bromeando con todos, incluso conmigo. Preguntándome qué tal me va por aquí entre risas, y entre risas no contesté. Alguna que otra cosa le hubiera soltado, pero mejor que no. Un poco más tarde ellas se fueron y me quedé yo sola con ellos, y acabé sentada a su lado. Hablando con él y riendo, mirándole. No hay mejor sensación que la de mirarle como sonríe. Hoy he sido feliz todo el día, pero esta noche aún más. No por ser la noche de Reyes, sino por el buen rato que he pasado con ellos, como siempre, inmejorable. Aún estando tan feliz, no puedo evitar pensar en otras cosas, que aquí omitiré esta vez. Hoy no voy a ponerme triste, no hay razones que sean mayores que la de verle sonreír todo el rato para hacer que me hunda, esta noche no. Esta noche me he limitado a sonreír como él, por él. No hay nada mejor… Sin duda, las mejores Navidades desde hace mucho…

Maca!


Cómo me gusta mi sonrisa. Y sobretodo, cómo me gusta la tuya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.