Visitillas :D

miércoles, 6 de marzo de 2013

Imprescindible.

Apareciste tú, con tu mirada, aquel 12 de octubre para cambiar todo mi mundo. La de veces que se han podido encontrar nuestros caminos y fue ese día para dejar una huella eterna. 
Desde entonces, llenas cada uno de mis días de sonrisas, no fallas. Siempre sabes qué decir, qué hacer, cómo hacerme reír. Siempre estás para abrazarme. No pensé que alguien me completara tanto. Somos tan iguales pero tan distintos a la vez, tú sabes de lo que hablo, porque ambos sabemos que es así. 
Coincidimos en tantas cosas que a veces asusta, pero reconforta saber que hay alguien cerquita de mí que me complementa. Que si necesito sonreír, me cuenta un chiste o me hace cosquillas. Que si necesito desahogarme por algo del pasado, me ofrece su hombro y sus palabras de tranquilidad. Que si necesito que me oigan, él está dispuesto a escucharme. Que si necesito cualquier cosa, él está ahí para ayudarme, siempre. 
Es increíble que pensemos lo mismo y que nos conozcamos tan bien en tan poco tiempo, claro que siempre digo que a las personas nunca se las deja de conocer. Pero es que eres increíble. Eres único, caballero, encantador, detallista, atento, gracioso y, por qué callármelo, muy guapo también. Lo tienes todo. 
Hoy es uno de esos días en los que me pregunto por qué tardaste tanto en llegar y entiendo que las cosas buenas siempre tardan. Pero es que tú has tardado demasiado y ahora voy a hacer lo imposible porque te quedes. Porque sé que te mereces todo lo que yo haga por ti, por eso hago las cosas que hago. Pequeñas locuras, pequeños regalos, todo por verte sonreír. Mi única meta es verte sonreír. Llámalo agradecerte todo lo que has hecho por mí y sigues haciendo, que aunque creas que es poco, es todo lo contrario. Has cambiado mi vida, haces que disfrute el rato más pequeño, haces que sonría por cada cosa que haces, haces que el tiempo se pare y siempre quiera más minutos a tu lado. 
Hoy escribo estos versos para que veas lo importante que sois para mí, tú y tu sonrisa. Seguiré haciendo todo lo que esté en mis manos porque siga saliendo un día más. Porque no quiero perderte. Porque quiero cumplir los planes que tenemos, que no son pocos. Porque quiero seguir recibiendo esos abrazos que sólo tú me das. Porque quiero seguir viéndote sonreír. Hoy estos versos han sido para ti, una vez más. 
Gracias por tu sonrisa y tus detalles. Por tus sorpresas, por tus bromas, por tus ganas de verme, por tus abrazos y por todos los ratos juntos. Gracias por ser tú. 
 Maca!





¿Y dónde firmo para estar así contigo? ¿Para parar el tiempo abrazada a ti? Eres único. 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.